miércoles, 14 de abril de 2010

La isla de San Borondon

San Borondón o Saint Brendan de Clonfert (480 - 576 d.C) fué un monje irlandés del monasterio de Tralee, condado de Kerry, que partió en el 512 con la compañía de 14 monjes más, en busca de nuevas tierras que evangelizar. Su viaje a través del Atlántico está recogido en uno de los poemas irlandeses más conocidos. Y no es para menos, ya que se cruzó con demonios que vomitaban fuego, con columnas de cristal flotante y monstruosas criaturas tan grandes como islas. Muchos se basan en esta leyenda para afirmar que marinos irlandeses alcanzaron las costas de Norteamérica o Terranova, Islandia y demás islas del Atlántico Norte.

Bien, volvamos a la leyenda de Brendan, ya que en ella se afirma que Brendan y sus compañeros arribaron a una isla misteriosa, llena de árboles y distintos tipos de vegetación. Allí celebraron misa, y de pronto la isla comenzó a moverse. Se trataba de una gigantesca criatura marina, más adelante Dios mismo le comunicó a Brendan que esa criatura era Jasconius, el primer pez que pobló los océanos.

Y así nos transportamos en tiempo y lugar hasta el siglo XV durante la conquista de las Islas Canarias. En estos primeros años de presencia castellana comienzan los rumores de una octava isla que se divisaba al oeste de La Palma, El Hierro y la Gomera. Cuando alguien intentaba aproximarse a ella, la isla era envuelta en la bruma y desaparecía. La isla fue identificada como la mítica isla-ballena de San Brendan, conocido aquí como San Borondón.


El mismo Cristobal Colón anotaba el 9 de agosto de 1492 en el diario de abordo de su viaje a América que "... juraban muchos hombres honrados que cada año veían tierra al Oeste de las Canarias, que es al Poniente; y otros de La Gomera afirmaban otro tanto con juramento".

Pero no solo de avistamientos se ha alimentado la leyenda, son muchos también los relatos de navegantes que afirmaban haber desembarcado en la misma, así Leonardo Torriani afirma que un barco que partió de Lisboa con destino a La Palma en 1525, se vio obligado a atracar en una isla apremiado por una vía de agua, dicha isla se correspondía a las descripciones de San Borondón, el corsario John Hawkins afirmó que solo los piratas y los más experimentados hombres de mar podían arribar a sus costas. Martín de Cubas describe la llegada de marinos franceses a San Borondón durante una travesía entre Madeira y Gran Canaria, y así un amplio etcétera de testimonios de marinos que afirmaban haber estado en esta tierra, la cual describen con gran nivel de detalle, claro que también muchos afirmaban haber visto pisadas de los gigantes que la poblaban. Tanta variedad y frecuencia tenían estos relatos que en algún documento oficial sobre la soberanía de Canarias, los previsores funcionarios castellanos especificaban "las islas Canarias descubiertas y por descubrir".

Durante esta era de grandes descubrimientos geográficos los monarcas europeos, como los portugueses Alfonso V, Juan II y Manuel I o los españoles Reyes Católicos y Carlos I hicieron donación de esta isla a diversos personajes "a condición de que la encontraran", que uno no va regalando islas así como así.

Los testimonios de sus avistamientos la sitúan a poniente de La Palma, entre El Hierro y La Palma, otras frente al Puerto de Tazacote, incluso en 1958 se llegó a fotografiar por Manuel Rodríguez Quintero desde Los Llanos de Ariadne (La Palma):


Tal fama tuvo la historia en su momento, que la Bahía de Samborombón (Buenos Aires - Argentina) fue bautizada así por Magallanes en la creencia que había sido formada por el desprendimiento de la isla de San Borondón.

Durante años se la llegó a representar en muchos mapas:

  • Siglo XIII: Mapamundi de Jacques Vitry
  • 1367: Carta de Pinciano
  • 1424: Mapa anconitano de Weimar
  • 1457: Mapa de Fra Muro
  • 1707: Mapa del noroeste de África de Guillermo Delisle (imagen siguiente)
  • 1755: Carta geográfica de Gautier
  • ...

 Como no, también hubo unas cuantas expediciones navales en su busca:

  • Siglo XV: Fernando de Viseu, sobrino de Enrique el Navegante de Portugal
  • 1570: Hernán Pérez de Grado, regente de la Real Audiencia de Canarias, afirmó haber arribado en sus costas y haber perdido allí a parte de sus tripulantes
  • 1570: Fernando de Villalobos, regidor de La Palma
  • 1570: Alonso de Espinosa, gobernador de El Hierro
  • 1721: Juan Mur y Aguirre, Capitán General de Canarias.
  • ...
En fin, una leyenda fascinante que aún hoy en día sigue vigente, ya que aún hoy en día hay testigos que afirman que la siguen viendo, es más, creo que esta leyenda ha influido en parte a los guionistas de la famosa serie de televisión Lost (Perdidos).

Existen multitud de teorías que explicarían el fenómeno, unas dicen que es el reflejo del Teide sobre la bruma o el agua del mar, otras que es un espejismo producido por la niebla o que se trataría de la misma isla de La Palma.

Fuentes: www.microlapalma.com, www.emezeta.com, www.rinconesdelatlántico.com, www.mundoparanormal.com y la Wikipedia.

12 comentarios:

Nikkita dijo...

Los testimonios que escriben con detalle coinciden?. No sabía que esta leyenda estuviera relacionada con Lost, vaya sorpresa.
Saludos.

La Dame Masquée dijo...

Caramba, monsieur, no conocía esta leyenda tan interesante. Resulta muy curioso. Puede que despues de todo se trate de un espejismo. En cualquier caso he ahi otro misterio por resolver.

Buenas noches

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Nikkita,

Pues la verdad es que lo que he leído sobre las descripciones, coinciden mucho, claro que describen un ambiente europeo más que atlántico ya que casi todos hablan de viñas, por ejemplo... una planta que era desconocida en la Macaronesia.

Lo de Lost, está sacado de una entrevista al actor que interpreta al tinerfeño de la serie... así que todo puede ser que al final de Lost aparezca San Borondón o San Brendan en algún momento...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dama,

Yo también me inclino por el espejismo antes que por una isla ballena ... jejeje...

Saludos,

Xibeliuss dijo...

Je, no estaría mal que el archiesperado final de lost nos trajese a las Canarias...
Buen trabajo para una bonita leyenda con todos los ingredientes: monjes irlandeses, piratas, exploradores...
Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

No se si a Canarias, pero no me extrañaría que el nombre de Jasconius saliese en cualquier momento...

Un Saludo Xibeliuss.

Cayetano dijo...

Cuando la historia se mezcla con la leyenda y la ciencia ficción surgen cosas como ésta. ¿Será una realidad paralela, un espejismo, un sueño...? Misterio que habrá que resolver.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

Quién sabe si algo así no explicaría otro fenómeno envuelto en las leyendas: la mítica Atlántida. Algunos navegantes también las llegaron a identificar con las Canarias.

De todos modos, y viendo el tráfico de monstruos marinos y sucesos inexplicables, no sé cómo los navegantes tenían ganas de echarse a la mar...

Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,

Si alguna vez se le da explicación al fenómeno habrá mucha gente desilusionada y otra mucha incrédula.

Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen,

Si, en lo que uno piensa enseguida es en el mito Atlante, pero hay una diferencia fundamental, la Atlántida se hundió y se perdió para siempre... mientras que San Borondón sigue siendo avistada ... de vez en cuando.

Saludos,

Bragi dijo...

Curiosa historia, la deconocía totalmente. Lo más curioso es que parece sobrepasar a otros mitos geográficos en el tiempo llegando a existir expediciones hasta una época tan tardía como el siglo XVIII. Son este tipo de elementos, tan difíciles de encontrar en los libros, lo que hacen tan interesante este mundillo de Blogger.
Un saludo José Luis!!

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Bragi,

A mi también me ha llamado la atención el que se la buscara tan tarde, pero es que, si la foto es real, el espejismo es de un realismo tal que engaña a cualquiera.

Saludos