lunes, 10 de mayo de 2010

"Hazañas" bélicas III. La ametralladora salvará vidas

Esta entrada va dedicada al diseño y construcción de la primera ametralladora funcional, la ametralladora multitubo Gatling. Su constructor fue el médico e inventor Richard J. Gatling, y su nacimiento fue el fruto de una idea loable en su planteamiento, pero con un desarrollo erróneo, como veremos a continuación.

Este hombre abrumado por las secuelas que el combate dejaba en los cuerpos de los soldados y las bajas que se producían en la Guerra Civil Americana, decidió hacer algo para tratar de minimizar estos daños. Puesto que daba por echo que las personas seguirían matándose en guerras y esto era inevitable, pensó que si construía algo que aumentara la efectividad de cada soldado el número de hombres movilizados habría por consiguiente que disminuirse, según sus propias palabras:

"Se me ocurrió que si pudiera inventar una máquina - una pistola - que, por su rapidez de fuego, permitiera a un hombre rendir en la batalla como cien, supondría, en gran medida , reemplazar la necesidad de grandes ejércitos, y, en consecuencia, la exposición a la batalla se vería muy disminuida. "

Es decir, aplicó algo que se daba con la industrialización, aumentando la productividad por individuo se reduce la necesidad de mano de obra. El hombre no contó con que al aumentar el poder de destrucción, el resultado era exactamente el contrarío, la necesidad de reemplazar las bajas aumentaba y por tanto la urgencia en la movilización de tropas.

Gatling presentó su invento en plena Guerra Civil, pero el poder destructivo del invento disuadió a los dos contendientes, que no se atrevieron a incluir la ametralladora en su arsenal ante la perspectiva de masacres indiscriminadas.

Esta primera ametralladora, todos las hemos visto en alguna película del Oeste, era accionada con una manivela, sus cañones iban girando sobre un eje central, de tal forma que cada tubo solo hacía un disparo por ciclo, minimizando los problemas de calentamiento. Esta ametralladora consiguió una cadencia de 200 disparos por minuto. En el lado negativo, su peso de 40 Kgr, que la hacía poco maniobrable en el campo de batalla.

No obstante, el ejército norteamericano terminó por hacerse con ella en 1866 teniéndola en servicio hasta 1911 cuando fueron sustituidas por las modernas ametralladoras alimentadas con cinta; que en lo sustancial son las utilizadas hasta el día de hoy por todos los ejércitos del mundo.

En la actualidad siguen existiendo armas automáticas que mantienen el sistema de multitubo de la Gatling, son las que aparecieron durante la II Guerra Mundial dentro del Programa Vulcan de General Electric para armar a la fuerza aérea:

Fuente: Wikipedia

12 comentarios:

UnConquenseMás dijo...

Estas son las entradas que a mi me van :).

Menudo invento la Gutling, revolucionó el campo de batalla. Y la verdad, no conocía el interés de su inventor por reducir el número de bajas, tremendamente interesante, nunca lo habría imaginado.

Iconvenientes, pues si, su peso, que era bastante cara -$1,000- y que a veces después de algunas ráfagas los cañones se desalineaban, perdiendo precisión.

Sin embargo, si llegó a entrar en la Guerra Civil,aunque el gobierno norteño no fuera el que las adquiriera oficialmente.

De hecho, Ben Butler, general yankee, al mando del 8th Regimiento de Infantería de Massachusetts, utilizó dos en Petesburg y ocho en barcos artillados. Porter, también unionista,compró otra. Y por último, también yankee, Hancock, otro oficial que compró 12 para su I Cuerpo de Veteranos.

Podemos decir, que para la Gutling, la guerra civil norteamericana, sirvió como escenario de pruebas, tal y como fueron los Stukas del III Reich en España.

Gran entrada José Luis.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Gracias por tu aportación paisano que como siempre enriquecen la entrada... así que los generales yankees compraban armamento a título personal... como en tiempos de Roma que había generales que pagaban de su bolsillo a sus tropas... el divino Julio por ejemplo...

Saludos...

La Dame Masquée dijo...

Ay si, monsieur, recuerdo haberla visto en los westerns!
Que cosas, la mejor intencion mire en qué acaba. No hay forma. Por un lado o por otro todo avance en armamento se traduce en mas muertes. El unico avance verdadero sería dejar de fabricar armas.

Feliz comienzo de semana

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Así es Dama... uno de los primeros inventos de este hombre fue una sembradora de trigo... y aunque un aparato como la ametralladora se habría inventado tarde o temprano... yo creo que cuanto más tarde hubiera llegado mejor, así que ojala Gatling no hubiera abandonado la agricultura.....

Saludos...

Xibeliuss dijo...

Pocas veces la invención de un arma ha servido en algo para la paz... ni siquiera durante la "Guerra Fría" y la "Total Destrucción Asegurada".
Saludos, José Luis

Cayetano dijo...

Evidentemente se equivocó en su apreciación humanitaria. Lo que aumentará es el número de masacrados por metro cuadrado. Buena la lió el buen hombre. No es el primero que inventa algo con un fin filantrópico, como el doctor Guillotin y su propuesta en la Asamblea Francesa de usar la guillotina para aliviar las ejecuciones.
Un saludo.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

La presencia de esta ametralladora es recurrente en películas del oeste y otras, como pòr ejemplo en "El último samaurai". Si no me equivoco, aunque no sepa mucho de armas, creo que estamos hablando de la misma máquina destructora. Lo que me parece curioso es la idea primigenia del inventor, esa mezcla entre destrucción y humanidad.

Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibeliuss...

Así es pero en aquellos años de revoluciones industriales se podría creer que con la mecanización se solucionarían muchas cosas... con el tiempo se vio que no.

Saludos,

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,

Pues sí le salió el tiro por la culata... vale es un chiste fácil... y bueno estas cosas como la ametralladora o la guillotina se inventaron para matar, lo malo han sido los inventos que se idearon para otros fines que han terminado usándose para la guerra como el submarino...

Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen,...

Con nuestra perspectiva la idea de este hombre nos parece en el mejor de los casos un tanto bisoña..

Por cierto, la semana pasada mis suegros estuvieron por Béjar y vinieron encantados.

Saludos,

Nikkita dijo...

Hola Jose Luis,
la intención inicial del médico era buena, pero se ve que no pensó demasiado.. se centró en la 1ª idea que le llegó pero no en las consecuencias ni en los daños colaterales... fue peor el remedio que la enfermedad. A ver cuando inventan un arma para disuadir las guerras...
Besos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Nikkita,

El arma que indicas tardará en llegar, primero tendríamos que cambiar las personas y eso es muy difícil...