lunes, 18 de octubre de 2010

Beatriz Galindo

Hace un par de años cuando estuve en Copenhague , pasamos por lo que llaman el Barrio Latino, en aquel momento pensé que España, los españoles o al menos los mediterráneos tendríamos algo que ver con aquel nombre de barrio de la nórdica capital, pero mi gozo en un pozo, se llama barrio latino porque era el barrio de los universitarios, es decir, de los que hablaban latín. Esto me hizo preguntarme por el origen del madrileño barrio de "La Latina", ya que  imaginaba que no se iba a deber a alguna discoteca de salsa de la época de la Movida Madrileña. Y efectivamente, "La Latina" era el sobrenombre de Beatriz Galindo.

Beatriz Galindo nació en Salamanca en 1465, era hija de una familia de "hijosdalgo" zamorana muy venida a menos, por lo que el destino de la muchacha era el convento. Para ello sus padres la mandaron a clases de Gramática a una institución de la Universidad de Salamanca. Allí la chica se aplicó de lo lindo y destacó en el aprendizaje del latín, lengua que a los 15 años leía, escribía y hablaba a la perfección, de aquí le vino su apodo de "La Latina". Su fama se extendió por la capital helmántica primero, y por todo el reino después.

Cuando su nombre y su fama llegaron a oídos de la Reina Isabel la Católica, la llamó a la corte nombrándola su preceptora. Y es que la Reina Católica supo rodearse de gente capaz que estaba allí por méritos propios y no por linaje. De tal manera que en su círculo solo tenían cabida castellanos que destacaban por su honradez, moralidad y prudencia y no por su abolengo o alcurnia y todos ellos pasaron por el meticuloso examen previo de la reina en persona.

Estas actitudes de la Corte no gustaban a la nobleza antigua o a algunos sectores del clero, como demostró el arzobispo de Toledo cuando dijo aquello de "Yo saqué a Dª Isabel de la hilar y la volveré a la rueca", y es que, se decía, que el afán de la reina por rodearse de tanto humanista era el de subsanar y/o disimular su poca cultura.

La labor de Beatriz no solo se circunscribió a la reina y darle clases de latín, sino que también ejerció su magisterio con toda la familia real, sobre todo con las hijas de Los Reyes Católicos, y sus consejos eran oídos por la monarca en muchos de los asuntos de gobierno. Esta confianza se hizo notar en los 500.000 maravedíes que los reyes regalaron a Beatriz con motivo de su boda.

En el bagaje de esta mujer, además de su labor cultural está también la fundación del Hospital de "La Latina" y el del Convento de la Concepción Jerónima, ambos en Madrid.

En mi opinión, lo destacable de Beatriz es que, en una sociedad totalmente machista, supo abrirse hueco entre los nombres más ilustres del humanismo español y comparte panteón con Nebrija, Luis Vives o Juan de Valdés. Si no ha pasado a posteridad de una forma tan palpable como estos, es precisamente por este machismo del que hablaba.

En nuestros días llevan el nombre de Beatriz Galindo "La Latina", además del barrio madrileño, varios institutos de enseñanza y colegios, en Madrid, Motril, Bollullos de la Mitación (Sevilla), Marbella y Salamanca. Y estatuas suyas las hay en la Capital y en su ciudad natal.
Para despedir la entrada os dejo con la descripción que de Beatriz hizo el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo:

"... muy grande gramática y honesta y virtuosa doncella hijadalgo; y la Reina Católica, informada d'esta y deseando aprender la lengua latina, envió por ella y enseño a la Reina latín, y fue ella tal persona que ninguna mujer le fue tan adepta de cuantas Su Alteza tuvo para sí"

Fuentes: Web del C.P. Beatriz Galindo de Salamanca, historiademadrid.com y wikipedia

16 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Ya lo creo, ya tenia que ser un lince esta señora para que sus conocimientos fueran tan valorados en aquella sociedad. Menudo talentazo.
Y que poco tenia que ver con la discoteca que usted imaginaba!

Feliz tarde

Bisous

Cayetano dijo...

Personaje importante para la cultura de la época. Yo, de pequeño, pensaba que esa señora era la que daba nombre al Instituto de las chicas, los chicos iban al Ramiro de Maeztu o al San Isidro o al Cardenal Cisneros. Había pocos entonces.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

No sabes las veces que he pasado por delante de su casa en Salamanca y me la imaginaba a ella sola rodeada de intelectuales, hombres de estado y circunspectos clérigos. Debió de ser una leyenda ya en su época, rompiendo muchos de los esquemas mentales preestablecidos.

Saludos

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

José, una entrada muy interesante. No conocía la historia, ni me lo había planteado, de este céntrico barrio madrileño famoso por las tapas y el teatro. Una gran mujer que, como dices, no ha pasado a la historia por su condición femenina, así que este es tu pequeño homenaje a ella.

Un saludo.

Juan dijo...

Ignoraba la vida de La Latina. Sabía de su existencia y de la época en al que le tocó vivir, en aquella época tan importante de los Reyes Católicos y el despuntar del Renacimiento español. Sabía que su barrio madrileño era por ella, por doña Beatriz Galindo. Pues sí, es curioso como el mero hecho de ser mujer le haya postergado de las primeras planas de nuestra historiografía.
Saludos José Luis.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Pues si Dama... para destacar como destacó siendo mujer hubo de ser, en mi opinión, mejor que sus camaradas varones...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen, Además de una leyenda supongo que levantaría alguna ampolla,... no ya en los círculos culturales pero si en los del poder...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

CAROLUS, es una agradable sorpresa sorprenderle con una historia...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano...

Por nuestras calles hay multitud de placas con nombres ilustres de los que conocemos muy poco.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan,

Así es, supongo que si en su época en vez de reinar otra mujer hubiera sido un hombre esta mujer habría terminado en el convento, tal y como habían decidido sus padres.

Xibeliuss dijo...

Para mi, su nombre siempre va asociado a un Instituto madrileño de bachillerato. En mis tiempos, éste era solamente de chicas y su localización, cercana al Retiro, era ideal para hacer amistades....
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibeliuss... veo que como a Cayetano aquel instituto femenino hacía furor entre la población masculina...

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Desde luego debió ser una mujer de gran cultura, pero sin quererle quitar méritos, que los tiene y muchos, quizá fuera educadora de la princesa Isabel y también confidente y amiga por ser ésta mujer, porque a Alfonso, por ejemplo, no lo educó, que yo sepa. Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Efectivamente DLT, la labor de "La Latina" dentro de la familia real fue sobre todo con las hijas de los Reyes Católicos. Y dado que a estos no les sobrevivió ningún hijo varón, indirectamente, su poso fue más importante al final dadas las circunstancias...

PACO HIDALGO dijo...

Interesante estudio sobre la figura de esta mujer, que destacó en el terreno de la cultura en su momento. Un placer volver a pasar por aquí y poder saludarte, José Luis. Saludos cordiales.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Hola Paco... bienvenido de nuevo ... siempre es un placer contar con tus comentarios...