lunes, 4 de octubre de 2010

Los Submarinos Legionarios

Esta entrada va dedicada al amigo bloguero ◊ Dissortat en l'exili ◊, que en su comentario en la entrada de la "Operación Úrsula" me puso tras la pista de la actuación de los submarinos italianos durante la Guerra Civil Española. 

En Octubre de 1936 las tropas franquistas hicieron llegar a Italia una solicitud de ayuda militar, en la misma solicitaban fuerzas navales, acorazadas, aereas y armas cortas.
Primeramente la marina italiana rechazó el prestar apoyo naval directo. Pero si que accedió a establecer un dispositivo de vigilancia en el Mediterráneo, con el fin de identificar a barcos rusos y españoles que navegasen con suministros a la República. En este despliegue se incluyeron varios submarinos que recibieron el calificativo de Submarinos Legionarios.

En el acuerdo entre el vicealmirante Cervera, Jefe de Estado Mayor de la Armada franquista, y el capitán de navío italiano Giovanni Romedio se decidió enviar a cuatro oficiales españoles para que ejercieran el mando "teórico" de los sumergibles italianos, de tal manera que en caso de incidente no apareciera Italia como el país agresor. Esta primera campaña se desarrolló entre el 8 de Noviembre de 1936 y Febrero de 1937, y coincidió temporalmente con la alemana "Operación Úrsula".

En el transcurso de esta primera campaña el mando submarino de las tropas de Franco, tomó la decisión de cambiar el plan original, ya que la constante presencia de buques de la Marina Real Inglesa dificultaba las operaciones, por tanto, los submarinos italianos tendrían que aparentar pertenecer a Italia, ya que de lo contrario hubiera supuesto una violación del pacto de No Intervención. Todo hundimiento provocado por estas naves tendrían que atribuirse "oficialmente" a explosiones internas o a minas.

La segunda campaña de los submarinos legionarios, se desarrolló en 1937, entre el 6 de Agosto y el 12 de Septiembre. Esta segunda campaña supuso un gran despliegue de medios que abarcaban: El mar Egeo, los estrechos de Sicilia, Túnez, Argel y el bloqueo de los puertos españoles de Cartagena, Alicante, Valencia, Tarragona y Barcelona. El despliegue italiano consistió en dos flotillas de submarinos controlando los Dardanelos, el canal de Sicilia y el estrecho de Messina serían vigilados por buques de superficie y tres flotillas de submarinos y finalmente las costas españolas estarían patrulladas por los submarinos Archimede y Torricelli, que acababan de ser vendidos a los sublevados y rebautizados como C-3 y C-5.

Esta segunda campaña fue mucho más fructífera que la primera, contando entre sus acciones el torpedeo del destructor Churruca en Cartagena, los hundimientos del mercante republicano Ciudad de Cádiz y el mercante ruso Blagoev en el Egeo. Pero no solo se cobraron víctimas entre la flota republicana y la rusa, ya que también fueron atacados barcos de países neutrales como ingleses, holandeses, franceses, etc. El error más grave, o metedura de pata, fue el torpedear al destructor inglés Havock que navegaba entre Baleares y la península, esta chapuza le supuso al submarino italiano Iride el ser perseguido y atacado durante horas por los navíos británicos Havock, Hereward, Hardy, Hyperion y Hotspur. Las autoridades inglesas tuvieron la confirmación que el ataque había sido italiano por dos cauces, el primero que su cónsul en Palma de Mallorca vio al Iride en dique seco y terriblemente dañado y segundo, y más importante, porque hacía tiempo que Gran Bretaña tenía descifrados los códigos italianos e interceptó el mensaje que comunicaba el incidente, el problema es que si hacían público dicho mensaje descubrirían que tenían acceso a las comunicaciones italianas.

Todas estas acciones, que podíamos calificar de piratería, hicieron reaccionar a ingleses y franceses ya que el comercio por el Mediterráneo corría serio peligro de paralizarse. Y claro, una cosa era no involucrarse en que los españoles nos matáramos entre nosotros y otra muy distinta era involucrarse para salvaguardar sus intereses comerciales.

Por todo esto se convocó el 9 de septiembre de 1937 en la localidad suiza de Nyon a los países mediterráneos y a la URSS, a esta cita no acudieron ni Alemania ni Italia. En esta reunión se firmó un tratado por el que las flotas francesa e inglesa se comprometían a atacar a cualquier submarino atacante o presunto atacante. Se establecieron también trece derrotas que deberían seguir obligatoriamente todos los mercantes por el Mediterráneo a fin de garantizar su seguridad. El 17 de septiembre se ampliaron estas medidas antisubmarinas a aviones y barcos de superficie. Finalmente en otra reunión en París, Italia, ante el cariz que tomaban los acontecimientos, se avino a acatar dicho tratado, se partieron las trece derrotas suscritas en 3 zonas de responsabilidad y Mussolini ordenó la retirada de sus submarinos, destructores y aviones.

El balance de las operaciones realizadas por Italia en el Mediterráneo fue de 13 hundimientos, de los cuales 6 fueron barcos españoles, 3 soviéticos, 2 ingleses, más uno danés y otro panameño, además de los hundimientos fueron atacados 2 franceses, 2 británicos y 3 españoles, de estos últimos destacar que uno de ellos se trató del Crucero Baleares del bando Nacional, es decir, atacaron a uno de los suyos.

Fuentes: http://www.terra.es/personal6/u-boat/, "La Segunda República y la guerra" de Octavio Ruiz Manjón-Cabeza
Foto: Submarino Torricelli, rebautizado como C-5 por los nacionales

14 comentarios:

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

José Luis, los italianos como siempre unos chapuceros...yo que vivo y trabajo en tierras itàlicas confirmo que Italia es uno de los pueblos màs chapuceros e improvisadores que existen...anda que atacar a la Royal Navy!

Un saludo para ti y para el bueno de Jordi.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Ya ves Majestad... la cosa les pudo salir muy cara, porque los ingleses andaban con la cosa esa del apaciguamiento

Xibeliuss dijo...

"una cosa era no involucrarse en que los españoles nos matáramos entre nosotros y otra muy distinta era involucrarse para salvaguardar sus intereses comerciales"
Deberían haber tenido una visión un poco más amplia, estos estrategas.
Saludos, José Luis

◊ Dissortat ◊ dijo...

Gracias por tu dedicatoria y por haber invertido tu tiempo en mi pequeña curiosidad sobre la participación de los sumergibles italianos en la Guerra Civil.

No sé si los italianos son unos chapceros ahora, pero durante el periodo de Entreguerras y durante la II GM lo fueron y mucho. Las legiones de Italia de esa época ya no tenían nada que ver con las del esplendoros Imperio Romano.

Gracias de nuevo y un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Y tanto; durante la Segunda Guerra Mundial, ni en Abisinia ni en el norte de África lucieron por sus victorias precisamente...y en España, en nuestra guerra, durante la batalla de Guadalajara, el ejercito italiano se orientaba con mapas Michelín. Saludos.

La Dame Masquée dijo...

Qué desastre, todo para acabar atacando a uno de los suyos. Terrible, monsieur. Para llorar.

Bueno, por fin parece que puedo volver por aquí, ya con mi propio PC, aunque de momento esta a prueba. Espero que no me dé mas sobresaltos.

Buenas noches

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibeliuss ya se lo dijo Churchill a Chamberlain tras la firma en Munich "... entre el deshonor y la guerra ha elegido lo primero pero obtendrá lo segundo..."

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

De nada Dissortat, era de justicia la dedicatoria...

En cuanto a la chapuza italiana el mejor ejemplo lo tuvieron cuando invadieron Grecia que si no intervienen los alemanes los helenos se habrían presentado en Roma

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

DLT... lo de las guías Michelín dio mucho juego durante la Guerra, los alemanes también tiraron de ellas en alguna ocasión... en el desembarco de Normandía cuando capturaban algún mapa de los que llevaban los soldados aliados, flipaban en colores, que diríamos ahora.

Pero si los italianos fueron de flor en flor

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dama... espero q sus problemas técnicos se resuelvan pronto... se la echa de menos.

Eva Kurbayak dijo...

Excelente blog por el que llevo leyendo ya un rato.

Saludos.

Cayetano dijo...

Ese vicealmirante Cervera de la armada franquista debe ser pariente del almirante Cervera que se hizo famoso en la Guerra de Cuba. No creo que pueda haber una coincidencia tan grande.
Lo de Mussolini, payaso y aprendiz de estratega, siempre llama la atención. No me extraña que Hitler no lo tomara muy en serio.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Gracias Eva, para mi es un placer...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,

Este Cervera era sobrino del otro...

En cuanto a Mussolini... pues que decir a la luz de sus "actuaciones estelares"...