miércoles, 24 de agosto de 2011

El ingrediente patagónico de la cerveza rubia

Hoy toca una entrada refrescante para estos días de bochorno veraniego, y es que vuelve a asomarse a este blog, la que es mi bebida favorita, la cerveza.

Seguro que a más de uno al leer esto os apetecerá refrescar el gaznate con una buena cerveza rubia y puede que alguno tenga la suerte de tenerla en las manos. Hace ya unos meses traje una "Breve historia de la Cerveza", pero a ese relato la prensa de hoy le ha añadido un nuevo capítulo.

Desde hace muchos años los técnicos cerveceros y los cientificos estaban intrigados por la capacidad de la cerveza para fermentar a baja temperatura, ya que la levadura de la cerveza Saccharomyces cerevisiae carece de tal cualidad, esta levadura es la misma que podemos encontrar en el pan o el vino, pero solo en el caso de la cerveza la fermentación ocurría a una temperatura baja.

Hace tiempo que los científicos habían llegado a la conclusión que esta cualidad de la fermentación de la cerveza era debida  a algún tipo de hibridación en la levadura, pero esta levadura fantasma se resistía a dar su nombre y todas las comparaciones con levaduras conocidas, más de mil, habían dado un resultado negativo.

Y todo esto ha durado hasta hoy, cuando se hace público que en un bosque de hayas de la Patagonia Argentina ha aparecido la Saccharomyces eubayanus, la cual coincide en un 99'5% con la parte desconocida de la levadura de la cerveza.

El misterio es, ¿cómo llegó esta levadura a Europa?, según los científicos este viaje lo pudo realizar dentro de un pedazo de madera o incluso en el estómago de una mosca en el siglo XVI, y gracias a una feliz coincidencia esta madera o esta mosca terminaron en una bodega bávara donde en un ambiente propicio de humedad y temperatura se produjo la feliz hibridación entre ambas levaduras.

No se que haréis vosotros, pero yo en la siguiente cerveza haré un brindis de agradecimiento a Argentina en general y para esta emigrante patagónica en particular.

¡¡¡SALUD!!!

Fuentes: Diario El Mundo 24/08/20011

12 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Ay, mire, monsieur, qué detalle argentino tan bonito! A una también le gusta refrescarse de vez en cuando con una cervecita. Qué delicia sentarse en una terraza cuando aprieta el calor, y disfrutar de una cerveza bien fresca.

Feliz dia

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Opino como usted Dama... una cervecita bien fria en estos calores es de los pocos placeres que la dichosa crisis nos está dejando disfrutar...

Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Curioso. Sea con esa levadura viajera o con otro fermento, el caso es que la cerveza ha tenido gran éxito de muy antiguo. Un abrazo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Así es DLT... puede que nos encontremos ante la bebida elaborada más antigua de la humanidad...

CarmenBéjar dijo...

Pues sí que es curioso, sí. LO qu eno sé es cómo sabría la antigua cerveza egipcia, la más antigua que s econoce. Seguro que no tenía ese toque argentino...

Por ciertto, como a mí no me gusta la cerveza, brindo contigo con un buen vino tinto de Rueda, jejeje

Saludos

Cayetano dijo...

Peculiar posible el origen del ingrediente mágico de la cerveza. Gran incógnita cómo llegó a nuestras latitudes. En todo caso brindaremos con una cerveza bien fría.
Por mi parte, yo ando reponiéndome casi del largo paréntesis vacacional durante el que me he dedicado al "dolce far niente". Y lo primero es visitar a mis amigos blogueros.
Un saludo, ¡hips!

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen,

Bienvenido sea un Rueda para el brindis...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Bienvenido Cayetano, ya se te echaba de menos.

Saludos,

Juan dijo...

¿QUÉ TAL JOSÉ LUIS? REFRESCANTE ENTRADA ESTA. AHORA MISMO ME VOY A TOMAR UNA PERO....SIN ALCOHOL JAJAJJA, QUE YA ME ACOSTUMBRÉ Y YA NO ME GUSTA CON ALCOHOL. ACÁ DE NUEVO TRAS ESTAR UNA SEMANITA EN EL NORTE DE ESPAÑA MÁS FRESQUITO QUE EN LA MESETA.
SALUDOS.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Mucho me temo Juan que nuesta amiga la patagónica interviene más bien poco en la cerveza SIN ;) aunque eso si refrescar refresca igual...

Juan dijo...

Lo mejor de la SIN es que se puede conducir, se dicen las mismas cachondadas que estando "puesto" con la de verdad y......se MEA muy bien, jajajaja.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan eso también lo he dicho yo siempre, que la cerveza te da dos placeres el de beberla y el de expulsarla...