viernes, 7 de agosto de 2009

La Batalla de Ocaña (I). Introducción y protagonistas

Estamos en una época de doscientos aniversarios, el de Darwin, el del comienzo de las independencias americanas, y de los hechos de la Guerra de la Independencia española. El año pasado se conmemoró los 200 años del 2 de Mayo madrileño, y de ahí hasta el 2014 se irán sucediendo los 200 aniversarios de los distintos sucesos de nuestra guerra contra la invasión napoleónica, ya que la guerra de la Independencia no fue algo que ocurriera el 2 de Mayo de 1808, el 2 de Mayo fue el inicio de una larga guerra de 6 años. Dentro de estos aniversarios ocurrirá uno el próximo noviembre, el doscientos aniversario de la Batalla de Ocaña, suceso que no va a ser conmemorado por el ayuntamiento de la localidad de nacimiento de mis padres con el peregrino argumento de que no hay nada que conmemorar ya que "perdimos esa batalla" ... sin comentarios ... ¿se pensará el ayuntamiento de Ocaña que el 2 de Mayo en Madrid fue una victoria?, así que, como este blog no está sujeto a la administración municipal ocañense, vamos a dedicar unas entradas a la conmemoración de dicha batalla.

Una batalla que si bien supuso una severa derrota española, fue una de las grandes batallas de las guerras napoleónicas, tanto que es de las que se encuentran reflejadas en el arco del triunfo de París compartiendo lugar con nombres míticos como Austerlitz. Para ello os voy a ofrecer el relato que de la misma hizo mi padre en el invierno de entre 1985 y 1986, es un relato realizado como se hacían entonces las cosas, a base de volumen de enciclopedia, ahora con Internet tenemos a clic de ratón toda la información del mundo, pero hace 23 años las cosas eran más lentas, y es así como mi padre reunió la información con la que componer el relato.

Para comenzar os dejo con unas reseñas biográficas de algunos de los protagonistas de aquel día:

Juan Carlos de Aréizaga, (?- 1816): A principios de 1808 era un coronel retirado. El 19 de noviembre de 1809 asumió el mando del nuevo «Ejército de La Mancha». Según testigos, "en Ocaña y subido en un campanario miraba por un catalejo, como el ejército francés se desplegaba en formación de guerra y se colocaba en los lugares más estratégicos. Los oficiales españoles esperaban órdenes, y al bueno de Aréizaga solo se le ocurrió decir: !Buena la que se va a armar, pero buena, buena, buena!".

Luis de Lacy (1775 – 1817): Se distinguió en la Batalla de Ocaña, en la defensa de Cádiz y en la Liberación de Cataluña. Fernando VII lo destituyó por liberal. En 1817 encabezó un levantamiento Constitucional que fracasó y fue detenido muriendo ejecutado en el Castillo de Bellver (Palma de Mallorca) el 5 de Julio.

Gaspar Vigodet : En 1810 y siguientes fue gobernador de Montevideo. De ideas liberales, fue nombrado Capitán General de Castilla en 1820, miembro de la regencia que sustituyó a Fernando VII durante un pronunciamiento militar tuvo que emigrar a Francia en el año 1823.

Francisco Copóns y Navia. General que además de distinguirse en Ocaña lo hizo en el sitio de Tarifa rechazando a los franceses. Fue nombrado Conde de Tarifa.

Manuel Freire (1765- 1834) : En el ejército llegó al grado de Mariscal. Mandó las tropas que redujeron la revolución de Rafael Riego en 1820.

José Pascual de Zayas y Chacón (1772 – 1827) Intervino en casi todas las acciones de la Guerra de la Independencia, destacando en Talavera, Ocaña, Medellín, Albuera y en la recuperación de Cuenca. Hecho prisionero pasó dos años en el castillo de Vicennes con Palafox y Zarco del Valle, sufriendo toda clase de calamidades que le produjeron la enfermedad de gota que sufría.

Nicolas Juan de Dios Soult, 1769 1852: Duque de Dalmacia y Marisal de Francia, se hizo famoso en España por los robos de cuadros entre los que destaca la Purísima de Murillo, la cual fue devuelta a España tras un acuerdo de Franco con el gobierno francés de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial.

Horacio Francisco Sebastiani (1772 1851) militar y conde francés que ocupó varios ministerios durante la última Monarquía francesa. En el terreno militar llegó al rango de mariscal. En España, además de participar en Ocaña, Sebastiani ocupó Jaén, Córdoba, Granada y Sevilla hasta llegar a las puertas de Cádiz. También fue famoso por sus saqueos de cuadros en iglesias, monasterios y catedrales.






Foto1: General Aréizaga
Foto 2: Mariscal Soult

14 comentarios:

Cayetano dijo...

Años duros para España y para Latinoamérica.
Dejando a un lado la salvajada perpetrada por el ejército francés, siendo objetivo y con la mano no en el corazón sino en la racionalidad...la verdad es que nos fue peor después con la venida del "rey felón", Fernando VII, con años de absolutismo y atraso. España perdió con la victoria la ocasión de modernizarse, perdiendo el tren del progreso . Creo sinceramente que nos habría ido mejor con José Bonaparte. Lógicamente me pueden acusar de no ser patriota, pero ¿qué patriota puede ser el que prefiere un monarca absoluto a un monarca constitucional?
Muy buena entrada, José Luis.
Un saludo.

Xibeliuss dijo...

Pinta bien esta crónica. El S.XIX español siempre me ha fascinado y creo que realmente está poco divulgado.
Espero las siguientes entradas.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano, esas mismas reflexiones son las que me hice yo en la entrada del 14/10/2008:

http://misviajesconhistoria.blogspot.com/2008/10
/fernando-vii-la-guerra-de-la.html

Xibeliuss, comparto contigo el interés por el siglo XIX, siglo en el que como dice Cayetano perdimos el tren de Europa, y ese retraso aún lo arrastramos y los arrastraremos durante una temporada más...

La Dame Masquée dijo...

Todo un duque de Dalmacia robando cuadros, que verguenza.
Esto promete ser muy interesante, y veo que lleva usted en las venas la pasion por la Historia, por lo que nos cuenta de su padre.
Por aqui asomaremos con muchisimo gusto para la continuacion.

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Luis de la Mata Sacristán dijo...

querida Dama, de hecho a la Purísima o Inmaculada de Murillo se la conoció y aún se la conoce en algunos sitios como la Inmaculada de Soult...

Cayetano dijo...

Me alegra saber, José Luis, que no soy el único bicho raro y poco patriótico que piensa así.
Un saludo.

Descubre Irlanda/Vive lEmpereur! dijo...

Vive l'Empereur!

¡Bienvenido/a lector/a! Esta aventura por recorrer el Mundo de la mano del Emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) nació el 30 de Abril 2009, día en el que además, Napoleón vendió Luisiana a los Estados Unidos por 80 millones de francos.

http://vivelempereur.blogspot.com/

Non Sola Scripta dijo...

Pueden echar ustedes, si les apetece, un vistazo a esto:

http://nonsolascripta.blogspot.com

Algo de historia, pensamiento y más cosillas. ¡Bienvenidos!

Juan dijo...

Vaya con el Cosistorio de Ocaña, desde luego no es de celebrar nada, pues desde luego no se festejan las derrotas pero, un homenaje, un poco de memoria colectiva en recuerdo de aquellos soldados que luchaban por su país y sus ideales y que fueron vilmente derrotados por culpa de sus ineptos generales.
Y también vaya vaya con los franchutis ¿eso es liberarnos de la tiranía de la Iglesia? ¿robando cuadros como salteadores de caminos? Los pañises s salvan solos sin que nadie lo haga por ellos mientras no se lo pidan expresamente. A Napoleón le importaba un bledo España, sólo quería quitarse el engorro de los Borbones en España y que nuestro país cumpliese el Bloqueo Continental contra Gra Bretaña.
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Hola Juan,

Lo del ayuntamiento de Ocaña es caso aparte...

En cuanto al espolio de obras de arte durante la invasión francesa fue algo generalizado, en Ocaña siempre se ha mantenido que alguno de los relieves del arco del triunfo de Paris son de la iglesia de San Pedro del pueblo.
En la Rioja en los monasterios de Suso y Yuso destrozaron arcas para quitarles las piedras preciosas y en la basílica del Pilar en Zaragoza se pintaron de negro piezas de oro para hacerlas pasar como de hierro y evitar que se las llevaran.

Juan dijo...

Don Benito Pérez Galdós tiene un estupendo Episodio Nacional que inicia la II serie. Se titula: El equipaje del rey José. Trata de la batalla de Vitoria en junio de 1813. Ese equipaje fue saqueado después por británicos y alaveses tras el deastre francés en el que estuvo a punto hasta de ser detenido el mismo Pepe Botellas. Imagina de qué equipaje estamo hablando.......

Juan dijo...

Aunque para saqueadores, nosotros mismos. Fíjate en la Desamortización de Mendizábal y el expolio de nuestro propio patrimonio. Y todo en pos de la Revolución Liberal y la guerra contra los carlistones. Una pena. Y luego nuestra guerra civil para teminar de jorobarlo....

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Ya sabes Juan... que no nos den pero que nos pongan donde haya...