martes, 18 de agosto de 2009

El árbol del Teneré

El desierto del Teneré es posiblemente la zona del planeta más árida y desolada, de hecho teneré en el idioma de los Tuareg significa desierto o la nada, y para que los hombres azules del desierto llamen a algo "la nada" debe de ser algo realmente terrorífico de recorrer.

En sus arenas se perdió el francés Tierrie Sabine durante dos días, experiencia que tuvo su consecuencia en la creación del Rally París-Dakar.


El Teneré, situado en Niger, es en la actualidad un parque natural para preservar su espectacular paisaje, y un elemento de este paisaje fue el conocido como Árbol del Teneré una solitaria acacia que durante años fue punto de referencia para las caravanas que transitaban por el desierto, el cual, además, estaba considerado como el árbol más solitario del mundo al no tener en 400 Km a la redonda ningún otro árbol que le hiciera "sombra".

El final de este árbol sería cómico sino fuera tan triste, feneció en 1973 por la colisión de un camión conducido por un chófer libio ebrio, que ya hay que tener puntería para chocar con el único árbol en 400 Km a la redonda. En su lugar se colocó un monumento metálico, poco afortunado, que quiere recordar la forma de un árbol, aunque a mi me parece más una antena de telefonía móvil.

Los restos del árbol se trasladaron al Museo Nacional de Niger en Niamey, donde pueden visitarse en la actualidad:

Fuente: Wikipedia

10 comentarios:

Cayetano dijo...

Curioso. El chófer libio debía estar más cocido que una gamba de chiringuito.Tal vez pensaría que el árbol era un espejismo. Si pilla este terreno el Pocero hace una urbanización de lujo.
Un saludo.

Juan dijo...

El paisaje es fascinante. El desierto es una asignatura pendeinte que tengo, pues aunque conozco El Rif marroquí, la verdad es que es como una transición al mismo, no el desierto en sí. Tengo ya algo de nostalgia tras mis años morunos que tuve hace ya un tiempo.
Fotos muy buenas.

La Dame Masquée dijo...

Ay que lastima me ha dado lo del arbolito!
Imaginese como somos, monsieur: el arbol es capaz de sobrevivir a un entorno tan arido y hostil y va a perecer a manos del hombre. Verdaderamente ya tuvo que tener punteria! Es increible.

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano, pero cocido cocido... si no no se explica...

Indiana Juan... ;) a ver cuando nos sorprendes con un viaje a Tombuctú... las fotos son mérito de la wikipedia... que más quisiera yo que haber estado por allí.

Dama... pues si una verdadera lástima somos una plaga bíblica

Xibeliuss dijo...

¡Tengo un testimonio que puede exculpar al libio! Una amiga mía me contó que conduciendo por el desierto es sorprendente como, al encontrarte un árbol, un matorral o lo que sea cada muchos kilómetros, es increíble como acabas yendo de cabeza contra él!
En fin, habrá que probarlo.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibelius, pues a lo mejor hemos juzgado demasiado pronto a nuestro amigo libio....

Juan dijo...

Tío, eres un cachondo mental, jajajajaja. Con lo de Indiana Juan se ha cachondeado mi gente ayer en El Escorial jajajaja. Soy un Indiana Juan del tres al cuarto, jajajaja. ¡Qué más quisiera yo!
Saludos de nuevo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Bueno bueno Juan.... ya quisiéramos la mayoría darnos los rulos que te das tu por los mundos de dios...

carmencmbejar dijo...

Vaya historia más desafortunada: primero el tío borracho que colisiona contra el pobre árbol y luego el "Monumento a la acacia solitaria" en plan reciclaje (parece hierros retorcidos y chatarra reutilizada). Qué cosas!!!

Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen, lo del momumento yo imagino que estará hecho con la mejor intención y con los medios que tienen al alcance de la mano, pero el resultado no deja de se como digo poco afortunado