martes, 26 de enero de 2010

De turismo por Troya


En nuestros días, el fenómeno del turismo no es algo nuevo ni extraño y es prácticamente imposible cruzar el desierto del Gobi sin encontrarte con una pareja del pueblo de al lado del nuestro. Esto que ahora nos parece, como digo, tan habitual, a comienzos del siglo XV no lo era tanto. En aquella época el viajar por placer se puede decir que no existía, por tanto había que aprovechar cualquier ocasión que se presentara, como por ejemplo que el rey Enrique III de Castilla y León le envíe a uno como integrante de una embajada a la corte del Gran Tamberlán de Persia. Esta oportunidad es la que aprovechó Ruy González de Clavijo, el cual, como buen viajero, llevó un diario de todo su periplo, tal es así que ha sido comparado con otro gran viajero, Marco Polo.


En uno de sus pasajes nos encontramos con la siguiente crónica que os resumo:


"El domingo por la mañana apareció a mano izquierda una isla que es ahora deshabitada y que ha ahora el nombre de Tenio. Este día hizo tiempo contrario y como quiera que la dicha isla estuviese cerca, y habían voluntad de tomar allí puerto, a la noche surgieron las anclas entre la tierra firme de la Turquía y entre esta dicha isla del Tenio, que es allí un estrecho para entrar a la Boca que dicen de Romania, y en derecho de donde fue poblada la grande ciudad de Troya y de allí aparecían los edificios de la dicha Troya y pedazos del muro aportillados a lugares, y la señal por do iba el muro adelante, y pedazos de torres enhiestas, comenzaba de un llano que estaba un poco arredrado de la mar, e iba adelante hasta unas sierras altas, en cabo de la ciudad aparecía una sierra alta y aguda y allí decía que solía ser el castillo que llamaban Elion. Esta isla que poblara el Rey Príamo, e hiciera en ella un gran castillo que es llamado Tenedon."


"Miércoles que fueron veinte y dos días del dicho mes de Octubre, tuvieron buen viento, hicieron vela y partieron de aquí. El viernes siguiente a hora de vísperas entraron por la Boca de Romanía y a la mano derecha apareció, en un otero alto junto del mar, un castillo, la cerca estaba desmochada y aportillada, decían que cuando los griegos pasaron de la Grecia para destruir a Troya, aquí en este castillo tuvieron su real, y delante este castillo estaban hechas unas grandes cavas que los griegos hicieron entre si, y la ciudad de Troya. En derecho de este castillo apareció otro en un cerro cerca del mar, aparecieron dos torres grandes y al pie de ellas unas pocas de casas. Y decía que desde el cabo de Santa María hasta allí duraba la ciudad de Troya"


Y me pregunto yo, ¿no nos dicen los actuales libros de historia que Troya fue descubierta por Schliemann con la sola guía de Homero? me da a mi que en el siglo XV ya era bien conocida su ubicación ¿no?

Mas info: Os podéis descargar el diario completo de Clavijo de la web del Cervantes Virtual

11 comentarios:

Juan dijo...

Las fuentes de la época tienen mucho peligro, y la gente las trastocaba su libre albedrío. Mala cosa creérselas.
Clavijo era el Marco Polo español.
SAludos.

Cayetano dijo...

¿Dónde estarán Príamo, Héctor y la legendaria Troya?
Hacer turismo es lo que tiene. Como tú dices te puedes encontrar al más paleto de tu pueblo en Tombuctú. Mejor no deber dinero a nadie, porque seguro que te lo encuentras de vacaciones.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan, Cayetano...
a saber si lo que vio Clavijo y excavó Schliemann es Troya o no, lo que si me da por la descripción de uno y de otro del lugar es que ambos hablan del mismo sitio ¿que esto sea Troya? ... solo el Olimpo lo sabe!!!

Xibeliuss dijo...

Sí, muchas preguntas, más que respuestas: ¿Qué vio Clavijo? ¿Es Troya la de Schliemann?
Tanto el uno como el otro, por lo menos, lo han contado bien.
Saludos.

Sila dijo...

Efectivamente, como dice Juan, las fuentes de la época hay que cogerla con alfileres. Lo mismo podía tratarse de otra ciudad o incluso de una mera invención literaria, algo que tampoco era nada anormal en la época. En todo caso, todo un explorador ese Clavijo. Lástima que al ser español no se le de nada de publicidad empezando por nosotros mismos.

Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibelius,

yo creo que la comunidad arqueológica dio por bueno el hallazgo de Troya ante la falta de un candidato mejor...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

En una carta Schliemann describía así el lugar de su descubrimiento:

"Frente a la isla de Tenedos,... la ciudad tiene hacia poniente, desde las altas fortificaciones, una pared natural casi vertical que cae abruptamente frente al mar, y hacia oriente un suave declive que desciende hasta la llanura"

La descripción y el emplazamiento de uno y otro es muy similar, por ello me inclino a pensar que ambos están describiendo lo mismo... que eso sea Troya realmente es otro cantar...

Nikkita dijo...

Cierto que los dos hacen una descripción muy parecida. Si le comparamos con Marco Polo en todo, es posible que una parte sea cierta y otra sea inventada...
Un abrazo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Nikkita,

En este pasaje de Troya, Clavijo no parece que se explaye de una manera espectacular, es más, da a entender que es lo que allí cuentan, y no trata de atribuirse un posible descubrimiento... pero con unos restos tan antiguos, en una zona que ha tenido tanto tránsito en la historia una seguridad del 100% no va a llegar nunca, salvo que se encuentre allí una placa que diga que aquello se llamaba Ilion...

CarmenBéjar dijo...

¿Vieron estos hombres viajeros la verdadera Troya, la mítica ciudad de Héctor?

Hubo de psar mucho tiempo para que Schliemann encontrase de nuevo la ciudad deseada, aunque nadie creyó su historia. Incluso hoy hay quien pone en cuestión, todavía, de que nos encontremos con la ciudad de la leyenda. Quizás por ser leyenda tal emplazamiento también lo sea.

La búsqueda de Troya era un mito, como la idea de encontrar la Atlántida.

Un besito

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen... la mayoría de las veces el mito es más bello que la realidad...

¿será Troya? no lo será si lo es ¿es la ciudad de Príamo?... parece poco probable que lleguemos nunca al 100% de certeza