miércoles, 17 de febrero de 2010

España ante la II Guerra Mundial. El Informe Carrero

Mucho se ha hablado sobre la intervención española durante la II Guerra Mundial y los motivos que llevaron al régimen de Franco a no involucrarse directamente en el conflicto. Para unos el genio militar y político de Franco evitó el desastre, para otros Hitler impidió que su ansioso aliado repitiera los errores de Mussolini y otros que el alineamiento definitivo de Franco con el Eje no llegó por la maltrecha situación española tras la Guerra Civil.


Lo cierto es que la Operación Félix, la planificada toma de Gibraltar a través del territorio español, fue una operación militar que se llegó a comenzar. Alemania, en connivencia con el gobierno español, movilizó tropas en Francia para la misma y la operación fue acordada en Hendaya por ambos dictadores. Estas tropas tuvieron de trasladarse finalmente para otros menesteres tras la debacle italiana en los Balcanes, y para la incipiente invasión de la URSS de la Operación Barbarroja. Personalmente pienso que en aquellas fechas (1940-41) si Hitler hubiera decidido entrar por España hacia Gibraltar lo hubiera hecho con Franco o sin él.

Pero veamos los hechos de aquellos días; a finales de 1940 la victoria alemana en la guerra era algo que parecía inminente y para el fascismo nacional, España debería tener un papel en el orden europeo que se iba a forjar, por ello los más germanófilos del gobierno de Franco maniobraban para la intervención, no obstante no todo el mundo compartía esa visión de las cosas. El 11 de noviembre de 1940 el Ministro de Marina, Salvador Moreno, encargó un rápido informe, lo necesitaba para un importante Consejo de Ministros al día siguiente, al Jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada, el por entonces Capitán de Fragata, y futuro Almirante y presidente de gobierno, Luis Carrero Blanco. En el informe, Carrero no oculta las simpatías del régimen pero realiza una fiel radiografía de la situación española, de los condicionantes y consecuencias que una intervención bélica en el conflicto mundial hubieran tenido para nuestro país. Así que voy a resumir algunas de las 21 razones que contenía aquel informe:

  • Inglaterra sigue resistiendo y cuenta con el apoyo económico de EE.UU, y una intervención requeriría que la economía europea no dependiera de ninguna de las dos Américas y habría de ser capaz de autosatisfacerse.
  • El Eje no ejerce control alguno sobre el acceso al Mediterráneo al mantener Inglaterra los estrechos de Gibraltar y Suez.
  • La entrada en el conflicto tendría como una de sus primeras consecuencias el cese de suministros que llegan de América por el Atlántico, debido a la superioridad de la Armada Británica. España tendría que abastecerse por el Mediterráneo, pero el dominio inglés de Alejandría lo impide, solo quedaría el ferrocarril con Alemania, lo cual es insuficiente. En vez de reportar ventajas al Eje, se le ocasionaría un perjuicio al tener que atender las necesidades españolas.
  • España no puede intervenir mientras Suez esté en manos inglesas, una vez que Inglaterra no tenga Suez habrá que inutilizar la base de Gibraltar lo que exigirá la entrada de España en el conflicto.
  • Por tanto una vez caiga Suez en manos del Eje cabe pensar en nuestra intervención, toda vez que los problemas de suministros estarían solucionados a través del Mediterráneo.

Esta primera parte del informe se centró en el como y en el cuando entrar en guerra, lo siguiente es una valoración de las consecuencias que para España tendría esta intervención:

  • Incomunicación por el Atlántico, quedando Canarias y Guinea incomunicadas con la península.
  • Inglaterra, es de esperar que, intentaría hacerse con una base en Azores, Cabo Verde o Canarias.
  • El litoral atlántico español quedaría en vanguardia del dispositivo europeo con Canarias y Guinea fuera del mismo y aisladas.
  • La principal misión española sería mantener el Estrecho de Gibraltar cerrado.
  • Los objetivos españoles susceptibles de ataques ingleses serían las zonas industriales de El Ferrol, Bilbao, Cádiz y las Rías Bajas, estas últimas indefensas y dependientes de la situación con Portugal. Por tanto se recomienda artillar “como se pueda” estas zonas y minar los puertos acelerando la actual fabricación de minas.
  • La armada española es enormemente inferior a la inglesa, por tanto no se podría defender Canarias, “destinar fuerzas como las nuestras para rechazar un ataque de acorazados es destinarlas a ser destruidas”. Los mejores buques españoles databan de los años 20 y habían quedado obsoletos, no se contaba con aviación marítima, ni con ningún buque portaaeronaves.
El panorama no podía ser más desolador, ignoro si este informe calaría en el ánimo del régimen pero sin duda es muy significativo.

Fuente: Diario ABC 1989, colección 50 Aniversario de la II Guerra Mundial

19 comentarios:

Cayetano dijo...

Yo creo que el informe sí caló y ello lleva precisamente a otra de las teorías sobre lo que se trató en Hendaya.
Franco tenía que llevarse bien con todas las "familias" que lo llevaron al poder. Los católicos no querían intervenir en la guerra por razones que has descrito; los falangistas, más amigos de sus colegas italianos y alemanes, sí querían la intervención para acabar con el comunismo y con el liberalismo masón. Franco pidió a Hitler lo imposible para entrar en guerra junto al Reich: recursos, armamento, colonias francesas en África, lo que llevaría al führer a enemistarse con Petain y a suscitar los recelos de Mussolini, con lo cual Hitler le dijo que nones y Paquito salvó la cara delante de los suyos.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Así parece que nos libramos de la IIGM por problemas técnicos... claro que en contra partida de lo que no nos libramos fue de 40 años de dictadura.

Xibeliuss dijo...

Muy lúcido el análisis de Carrero... y buen apunte de Cayetano. Coincido contigo en que si Hitler hubiese podido entrar en Gibraltar le hubiese importado poco la opinión de Franco y que en Hitler también pesó sobre manera la nefasta intervención de los italianos.
¿Pidió Franco lo imposible para salvar la cara? Conociendo sus antecedentes no me parece convincente.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibeliuss,

Se me ocurre también otra explicación, que Franco pidiera lo imposible porque realmente pensara que se lo merecía.

Saludos,

Nikkita dijo...

Hola Jose Luis, yo también ignoro si el informe realmente caló o no... El régimen jugó las bazas que le interesaban según las presiones que recibía, por un lado Hitler recordándole la deuda que tenía con ellos y por otro los aliados amenazando con cortar los suministros de petróleo y cereales... Franco fue actuando según la alianza le ayudase o no a mantenerse en el poder. Lo que estoy segura es que efectivamente si Hitler hubiera querido pasar por España para llegar a Gibraltar lo habría hecho sin ninguna complicación.
Un abrazo.

Eladio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eladio dijo...

Muy interesante entrada...
Para que luego digan mis alumnos que la geografía no sirve para nada: todo el informe que nos presentas es un estupendo ejemplo de cómo de fundamental es la geopolítica.


Me quedo con este enlace para recomendarlo en el aula.

Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Nikkita,

Franco nadó y guardó la ropa, casi la pifian con la División Azul pero al final ... pelillos a la mar

Saludos,

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Eladio,

Como diría el abuelo de Froilán "Me llena de orgullo y satisfacción..." tu comentario.

Me alegro de ser útil ;)

Saludos,

Sila dijo...

Interesante entrada!

Desde luego, el informe de Carrero era tremendamente realista. Canarias y Guninea habrían caído en manos inglesas sin problemas, y muy probablemente también las Azores y Cabo Verde. Eso les habría dado a los ingleses bases en medio del Atlántico muy útiles para luchar contra los U-Boote nazis. Además, aunque en el momento de redacción del informe en Norte de África parecía bien asegurado gracias a Vichy, a largo plazo, los aliados habrían acabado lanzando Torch, con lo que el Marruecos Español hubiese sido irremediablemente ocupado. En definitiva, España hubiera sido una carga para Alemania: aunque la calidad de nuestras tropas, capaces de hacer mucho daño con muy pocos medios (véase la División Azul) hubiera sido un punto a favor para el eje, a la larga Alemania se habría encontrado con la necesidad de defender otro frente.

Hay un punto que el informe no toca: ante la intervención española ¿que consecuencias políticas habría tenido dentro de España? Con casi total seguridad, ingleses y americanos hubiesen pasado a apoyar en masa al maquis, por no hablar que la población española dudosamente hubiera aceptado entrar en una guerra extranjera tras los desastres de la Guerra Civil.

Espero no haberme enrollado demasiado:
Un saludo

La Dame Masquée dijo...

Ya lo creo que Hitler hubiera entrado hasta Gibraltar de haber querido. Vamos, estaba España como para impedirselo, sobre todo despues de una guerra civil. Y seguramente con el tiempo hubiera sucedido, lo que pasa que no era un objetivo primordial para Hitler. En el plan que habia en su cabeza se ve que eso podia esperar.

Feliz fin de semana, monsieur

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Sila,

No te has enrollado en absoluto y te agradezco tu extensión.

Es interesante lo que apuntas, si Franco hubiera entrado en guerra yo también creo que se hubiera apoyado al maquis igual que se hizo con los maquis franceses de la resistencia, los partisanos yugoslavos e incluso la propia mafia italiana.

Un saludo,

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dama,

Pues si, si Hitler hubiera querido no habría tenido oposición, al igual que si hubieran entrado los ingleses.

Feliz finde a ti también...

Saludos

CarmenBéjar dijo...

Como ya comentó Cayetano, la versión que me han explicado, a parte de la maltrecha situación de España tras la Guerra Incivil, fue que Franco pidió la luna a Hitler por la entrada de España en el Eje. Entre otras cosas reclamaba las colonias francesas en África. Como podrás comprender Hitler no estaba por la labor así es que contesto con una negativa rotunda, a lo que Franco diría que no entraba en la guerra.

Para mí no fue una sola causa la que puede explicar la ausencia de España en la guerra y no sól una, como bien nos explicas en la entrada.

Un saludo

Juan dijo...

Hola José Luis. Disculpa la tardanza en responderte, pero el tiempo es oro para mí estos días.
En mis lecturas sobre el tema, casi todos los autores, en especial el fallecido Tussell, coinciden en decir que España no entraba en los planes de Hitler. Gibraltar ya no era un objetivo prioritario, era, en efecto, Suez, de ahí el interés de Hitlr en El Alamein a las puertas de El Cairo. El resto es monserga, verborrea franquista, imbecilidad y fantasías históricas. La entrevista de Hendaya fue una payasada de Su Excremencia, la cual causó repugnancia al Führer. Imaginemos al pobre dictador bananero pidiendo la Luna: Marruecos y todo el África Occidental francesa, dinero, respeto, etc, etc. ¿Imaginamos a Hitler aguantando la risa y preguntándose quién le habría hecho perder el tiempo en esa entrevista con semejante payaso?
Saludos José Luis.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan como siempre en estos casos tu colaboración es grandemente esclarecedora... yo tampoco creo que Hitler se tomara en serio a Franco, ya que como digo si hubiera pretendido atacar Gibraltar desde la Línea de la Concepción le hubiera dado igual quien durmiera en el Pardo, así lo hizo con los países Bajos, con Noruega, Dinamarca, etc... y tantos países mucho más serios que el nuestro por aquellos años de postguerra.

Un saludo,

UnConquenseMás dijo...

Buenas tardes,

Personalmente, no creo que Franco "salvara" a España por no entrar en la guerra. Creo que más bien este ¿reconocimiento? corresponde a Serrano Suñer, quién en una entrevista explica perfectamente sus encuentro con Hitler, alegando no su falta de coincidencia en ideales o intereses comunes, sino la penosa situación de la población civil, pero sobre todo, del ejercito, que como dice, estaba totalmente indefenso y desatendido ante la nueva guerra moderna creada por Hitler. Así que si bien creo que de haber tenido los medios, España hubiera entrado en la guerra, por lo menos Suñer fue capaz de hacer ver al cabezota de Adolfín que España sería más un estorbo que una ventaja.

Y, por supuesto que si realmente hubiera querido Hitler entrar en Gibraltar a través de España, lo habría hecho, como bien dices, estuviera quién estuviera en el Pardo.Otra cosa bien distinta es que los británicos la hubieran perdido...

Saludos,

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Paisano curiosa tu aportación ya que yo siempre había oído y leído que precisamente Serrano Suñer, el cuñadísimo, era el principal valedor de la entrada en conflicto.

UnConquenseMás dijo...

Mmm no sé, es lo que yo creo...puede que sea erróneo José Luis. Pero lo que yo interpreto es que si bien, como tu dices, el cuñadísimo creía bastante más en las ideas de Hitler y en la Victoria Final del eje, más pro Hitler que Franco, pero sin embargo, fue el el "artífice" de que no entrara, convenciéndole de eso que dije, que sería más estorbo que ventaja. Resumiendo: Franco no tuvo tantas narices a ser tan directo en la negativa, siempre con rodeos y exigencias inabarcables, como lo fue Suñer, que aunque más partidario, más realista y "echao pa' lante".

Te dejo el link de la entrevista, por si le quieres echar un vistazo en youtube (Nota, es intereconomía jeje)

http://www.youtube.com/watch?v=nt_at1ua2GM

Abrazos.