martes, 7 de septiembre de 2010

Extrañas lluvias

Hoy es 7 de Septiembre, una fecha que hizo famosa Mecano al hacer coincidir tal dia como hoy "Nuestro Aniversario". Pero un 7 de Septiembre de 1907, ocurrió un suceso en la Villa y Corte que hizo que más de uno se asustase y corriera a ponerse a salvo de las acechanzas del Maligno. Lo que ocurrió ese día en los alrededores de la madrileña Plaza de Oriente es que llovieron codornices, y dicen las crónicas que a centenares. Supongo que la mayoría de los testigos del fenómeno no serían tan remilgados y durante unos días dieron cuenta de las susodichas aves, y es que la gastronomía española da para mucho, y recetas de codornices las hay en cantidad.

El suceso no es que sea habitual, pero no es tan raro como pueda parecer, y testimonios de lluvias de este tipo las hay a lo largo de la historia, la más famosa es la lluvia de pan que recibieron los israelitas en su éxodo desde Egipto camino de la Tierra Prometida. Sin salir del relato bíblico tenemos una lluvia de piedras sobre el ejército de los amonitas, una de ranas durante las 10 Plagas de Egipto y también del país de los faraones, nos llega el papiro de Alberto Tulli que describe lluvias de peces. En el siglo IV fuentes griegas cuentan que estuvieron cayendo peces sobre Queronea durante 3 días. Y Plinio el Viejo en el siglo I describió una lluvia de pedazos de animales como carne y lana.

En épocas más recientes tenemos las lluvias de sapos, como las acaecidas en Norkfolk (Inglaterra), Toulusse (Francia) o Massachusetts (USA). Codornices también cayeron en Valencia en 1880.

Pero no siempre caen animalejos tan, llamémosles,  inocuos, y sino que se los pregunten a los habitantes de Memphis (USA) a los que en 1875 les llovieron serpientes, o a los de Salta en Argentina que tuvieron una llovizna de arañas en 2007, o la granizada de mejillones que padecieron el 28 de Diciembre (inocente día) de 1857 en Montreal, Canadá.

Estos fenómenos, que como vemos no son nada extraños, tienen una explicación científica la mar de simple y es que los animales son absorbidos por tornados o trombas marinas y cuando estos pierden fuerza caen a la superficie, es decir, nada de paranormal, ni ovnis, ni teletransportación, ni generación espontánea, ni ninguna de las explicaciones que desde antiguo se les había venido dando.

Fuentes: Programa en Días como Hoy de RNE, Wikipedia y ¿Es Cierto que...

15 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Interesante entrada, no conocìa esta gastronòmica lluvia sobre la Villa Coronada, como dices màs de uno y de dos y de tres se debiò poner las botas con estofados de codorniz aquellos dìas, al menos era un lluvia màs ùtil que la de las ranas o las serpientes. Tampoco estaba mal la lluvia de mejillones jejeje

Un saludo.

La Dame Masquée dijo...

Vaya por dios, yo que estaba esperando a que cualquier dia de estos lloviera diamantes. Pero por lo que usted nos cuenta, me parece que no va a poder ser.

Habia oido hablar de lo de llover ranas, aunque desconocia lo de las codornices. Madre mia, como te empiecen a caer cosas asi en la cabeza debe de ser tremendo. Y aparte de eso, vaya asquito.

Feliz dia, monsieur

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Majestad... la lluvia de mejillones puede causar alguna escalabradura antes de terminar cocidos al vapor...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dama... no lo descarte usted... si un tornado atrapa a un viajante de joyas sabe dios donde puede ir a parar semejante carga....

Ism@ dijo...

Interesante historia. Lo de las arañas acojona... buff que asco. Tendre que comprarme un insecticida, jeje.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Ism@... en primer lugar darte la bienvenida a este tu blog...
y en cuanto a las arañas... ve haciendo acopio de Raid que las mata bien muertas...

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cayetano dijo...

Habrá que ir provisto entonces de un buen paraguas blindado, por lo que pueda caer...
La gente de los pueblos afirma haber visto lluvia de ranas. Las codornices están mejor, estofadas, sólo si no te caen directamente en la cabeza. Jejeje.
Ojalá que llueva café en el campo, que decía el Guerra.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,
¿no hubo un filósofo griego q murió por un tortugazo?... con paraguas blindado no se, pero con casco... no estaría mal...
Y en cuanto al café... pues ya puestos a desear si viene acompañado de un chorrito de orujo mejor q mejor...

Annick dijo...

Supongo que hoy es mas facil interpretar estos fénomenos .
Pero en otros tiempos sería un trauma que te lluviera ranas o codornices .
De todas formas , a mi me caen serpientes del cielo y me muero del susto, por mas explicaciones que me den .

Besos desde Málaga.

CarmenBéjar dijo...

Y puestos a pedir, ¿por qué no nos caen billetes de 500 euros, por ejemplo? Es que si pido lingotes de oro lo mismo descalabro a alguno...

Un abrazo

Xibeliuss dijo...

Hubo un estudioso freakie, Charles Fort, que dedicó su vida a recoger estos fenómenos. La conocida película "Magnolia", si recordáis, acaba también con una impactante lluvia de ranas.
¡Impresionante!
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Annick... ya ves... y teniendo el precedente bíblico de las plagas de Egipto.. no es de extrañar que la gente se alarmara...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen... no es mal plan.. un buen tornado en el Banco de España y ver donde llueve...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Como bien dice Xibeliuss estos fenómenos han sido y son pasto de "fans" de los fenómenos extraños...