martes, 21 de septiembre de 2010

La Operación Úrsula

En los primeros días del golpe de estado del 18 de Julio de 1936, las tropas sublevadas se encontraron con el grueso de sus efectivos aislados en el Protectorado Español de Marruecos debido al bloqueo del Estrecho de Gibraltar por parte de la flota republicana.

Para salir de este trance el teniente de navío Arturo Génova, que había dimitido muy "oportunamente" como agregado naval en la embajada española de Paris el 17 de Julio de 1936, pensó en el arma submarina. Pero las tropas franquistas no contaban con ningún submarino ya que los doce sumergibles de la Armada habían permanecido fieles al gobierno de la República.

Los golpistas buscaron ayuda en sus aliados naturales, Italia y Alemania. Génova viajó a Berlín para entrevistarse con el almirante Cannaris, y luego a Roma y Lisboa tratando de recabar los apoyos necesarios. En un principio sus tentativas fueron rechazadas por el OKM (Alto Mando Naval Alemán), que en esos momentos no deseaba llamar la atención internacional. Si tuvo más suerte con el gobierno de Mussolini, y así se lo hizo saber el ministro de exteriores italiano, Conde Cianno, a Hitler en una reunión celebrada el 24 de Octubre de 1936. Italia planeaba prestar el apoyo de dos submarinos al bando franquista.  Como resultado de dicha conversación Alemania se sumó a la operación.

El OKM planificó el envío de otras dos naves con dos fines, el primero el de dar apoyo a sus correligionarios españoles y el segundo el de servir de entrenamiento dicha operación para naves y tripulaciones de cara a una futura guerra. El encargado de organizar la operación fue el Konteadmiral Günter Grusse, que decidió el envío de dos nuevos submarinos VIIa, en concreto los U-33 y 34. El nombre de la operación, en un claro peloteo al jefe, fue "Ejercicio de entrenamiento Úrsula", ya que este era el nombre de la hija de Doenitz, por entonces responsable de submarinos de la Kriegsmarine.

El 20 de Noviembre de 1936 los submarinos alemanes salieron del Elba, con órdenes  de atacar a cualquier navío con bandera republicana. Todo se tenía que realizar con el mayor de los secretos, navegarían sin izar bandera, con las insignias e identificaciones borradas, y no tenían que dejarse ver por ningún barco, ni siquiera alemanes. Si eran descubiertos debían volver inmediatamente a sus bases, y sus tripulaciones juraron guardar el secreto de la operación de por vida bajo pena de muerte.

El 29 de Noviembre se encontraban ya en sus zonas de patrulla en el Mediterráneo, el U-33 entre los cabos de la Nao y Palos, y el U-34 entre Palos y Cartagena. Los submarinos solo podía emerger durante la noche a más de 20 millas de la costa, momento aprovechado para recibir órdenes y recargar baterías.

Las acciones llevadas a cabo por los alemanes fueron un tanto decepcionantes, el U-33 intentó atacar el 2 de diciembre un convoy pero la escolta de destructores impidió el ataque, el 5 de diciembre avistó un nuevo destructor pero ante la imposibilidad de identificarlo se abortó el ataque. El U-34 tuvo más movimiento, pero con resultados también poco satisfactorios, el 1 de diciembre atacó a un destructor a la entrada del puerto de Cartagena pero el torpedo erró y fue a estrellarse contra la costa, a la noche siguiente inició una nueva maniobra de ataque, pero la aparición de un destructor británico les obligó a cancelar la maniobra, el 5 de diciembre se hizo fuego contra el destructor de la clase Churruca "Almirante Antequera" pero fallando nuevamente el blanco, el 8 de diciembre un nuevo ataque a un destructor con iguales consecuencias. El U-34 solo hizo un blanco y fue el 12 de diciembre de 1936, cuando su misión ya estaba a punto de concluir, el mensaje enviado a su base decía lo siguiente:

"F.T. 1603 K: AQ 14:19 Hundido submarino "rojo" tipo C ante Málaga.... K: Se pudo comprobar pabellón tipo C, sin duda alguna antes de disparar. Después de la explosión el submarino desapareció sin dejar rastro"

El U-34 acababa de hundir al submarino C3 de la flota de la República Española.

Los submarinos alemanes emprendieron el regreso el 15 de Diciembre, y ya no fueron relevados por nuevas unidades ya que, Alemania pactó con Italia que sería esta última quien patrullaría el Mediterráneo. 

En 1939 Hitler condecoró a los capitanes y a los tripulantes de ambos U-boots con la Cruz de Oro Española, para entonces no había que guardar ya el secreto. Ninguno de estos dos submarinos sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial, el U-33 fue alcanzado en 1940 frente a las costas escocesas en el mar del Norte por el dragaminas británico HMS Gleaner. Aunque el U-33 no se hundió si sufrió daños severos que llevaron a sus tripulantes a su abandono, pero estos no hicieron bien su trabajo al dejar intactos algunos rotores de su máquina Enigma, ocasión que supieron aprovechar muy bien los británicos. El U-34 tuvo un final un tanto más chusco, ya que se fue al fondo del mar Báltico en 1943 frente a Memel (Polonia) tras chocar contra su propio buque nodriza.


Foto1: U-34
Foto2: U-33

Fuentes: wikipedia y www.memoriahistorica.org

18 comentarios:

Bragi dijo...

Interesantísimo artículo Jose Luis. Sin duda alguna los alemanes e italianos se volcaron en su apoyo a los nacionales al ver una estupenda oportunidad las nuevas armas y tácticas que luego usarían de forma masiva en la 2ªGuerra Mundial.
Un saludo!!

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Los nazis fueron para Franco lo que los soviéticos fueron para la Repùblica, es decir, suministradores de armas y tecnologìa de guerra...

Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Bragi... la ayuda fue importante. Todo el mundo conoce a la Legión Condor por el tema de Guernica, pero se dió en otros muchos aspectos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Majestád... siempre se ha comentado sobre que ayuda fue más intensa, si la soviética a los republicanos o la germano-italiana a los sublevados.

Mi opinión es que la ayuda a las tropas franquistas fue de mayor calidad técnica... no obstante más que las ayudas lo que en mi juicio fue decisiva fue la no ayuda o no intervención de Francia e Inglaterra.

Cayetano dijo...

Lo has dicho bien claro: una de las razones de la participación de los aliados fascistas de Franco se debía a que España presentaba una ocasión estupenda para probar armas, tácticas y maquinaria de combate ante la guerra que amenazaba desatarse en Europa. Vamos, que España fue el "conejillo de indias" de la Segunda Guerra Mundial.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano... en mi opinión casi se puede considerar a la Guerra Civil como la primera campaña, o al menos el preámbulo de la IIGM

◊ Dissortat en l'exili ◊ dijo...

El III Reich tuvo un buen campo de entranamiento durante la contienda civil. En este no ayudaron demasaido a los golpistas. ¿Tienes idea de qué hicieron los submarinos italianos durante la Guerra Civil? Sería interesante.

Salud!

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dissortat... para la siguiente entrada tengo previsto el relato del hundimiento del C3, reacciones, investigaciones, etc... en principio con esto terminaba las entradas sobre esto, pero investigaré lo que me dices por si encuentro algo que se pueda convertir en una tercera entrega sobre los italianos.

La Dame Masquée dijo...

Hombre, llegamos a la famosa maquina enigma. Esto esta tomando aires de pelicula de espias. Espero que nos cuente usted cosas sobre esa maquina. Seguro que la proxima entrada resulta muy jugosa.

Feliz tarde, monsieur

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

frio frio Dama... la siguiente entrada irá sobre el C3,... lo de Enigma tal vez más adelante...

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Interesante artículo sobre el arma submarina, muy poco importante por ciento en los días iniciales de la guerra. La excesiva confianza del gobierno de la república, que daba por segura una rápida victoria, quizá fue causa de que buena parte del ejército de África lograra pasar a la península para reforzar la zona de Sevilla, mandada por Queipo de Llano. En los primeros días unos pocos pero decisivos miles de soldados fueron llevados en constantes viajes con los poquísimos aviones de los que disponían los sublevados, por cierto casi ninguno alemán en los primeros momentos.
Algún artículo he leído sobre varios submarinos hundidos durante la guerra, y que han sido localizados en aguas no muy profundas de la costa mediterránea. Seguramente serían de la clase C de los que anuncias hablarás en la continuación. Será interesante. Saludos.

Juan dijo...

Vaya bodrio de flota alemana, no me extraña que perdieran la guerra. ¿Cuántas cosas no sabremos y que están archivadas bajo secreto documental?
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

desdelaterraza... Hundido, hundido fue el C3, el C5 fue el otro sumergible perdido, pero su motivo es menos claro, parece que quedó dañado en un combate...o que fuera hundido por su comandante,... lo del C5 como digo es un misterio... si se conoce mejor el suceso del C3, por la documentación alemana y porque hace unos años se encontró el pecio

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan tampoco es eso... la Kriegsmarine no era la Royal Navy ni la US-Army y ni siquiera la armada Imperial Japonesa... pero el arma submarina fue de lo poco que destacó luego en la IIGM ...

En cuanto a los secretos documentales, pues creo que los de aquellos años ya deberían ser públicos...

CarmenBéjar dijo...

Es escalofriante pensar que los nazis utilizaron Espña como conejillo de indias para la futura Segunda Guerra Mundial.

Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen.... esto fue un ensayo general para muchas cosas y para muchos de los futuros acontecimientos que se cernieron sobre el mundo.

Xibeliuss dijo...

Muy interesante, Jose Luis. Conocía muy poco sobre esta operación.
Por otra parte, coincido contigo: la pasividad de Francia e Inglaterra fue más decisiva que las contribuciones soviéticas o las alemanas.
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Gracias Xibeliuss como siempre por tu comentario...

Así lo veo yo, una Inglaterra tratando de no ¿provocar? a Alemania supuso la no intervención... aunque cuando les interesó si que intervinieron como trataré en la tercera entrada sobre la guerra civil submarina, la que irá sobre los Submarinos Legionarios Italianos...