jueves, 22 de diciembre de 2011

Mitos Navideños VII. La mula y el buey

Supongo que todos os habréis dado cuenta ¡estamos en Navidad!, las luces en las calles, el sorteo de la Lotería (que una vez más me deja a dos velas), los árboles y los belenes. En estos últimos es donde voy a centrar la acción de esta entrada.

La escena central de todos los nacimientos es el Portal, el Misterio como lo llamaba mi madre, en el portal encontramos siempre las mismas 6 figuras, a saber, el Niño, la Virgen, San José, el Angel, el buey y la mula (o asno). La presencia y función de los 4 primeros está más o menos clara y el relato evangélico nos habla de ellos, pero ¿Qué hacen un buey y una mula? Podemos pensar que al tratarse de un pesebre es normal la presencia de animales domésticos, pero ¿por qué un buey y una mula y no dos ovejas? El tema de la mula, o el asno, en unos sitios es mula y en otros asno, hay quien la justifica en el hecho de que se trató del medio de transporte de José y María camino del supuesto censo de Cesar, pero esto no explica la presencia del otro cornudo personaje.

Estos animales, aparecen en alguno de los Evangélios Apócrifos, como el pseudo Mateo, pero la versión oficial de su presencia la tenemos en el Antiguo Testamento en concreto en Isaias 01/03:

“Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo, pero Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento”

El propio Papa Benedicto XVI, cuando todavía era cardenal, lo justificaba así:

“Los padres de la iglesia vieron en esas palabras [de Isaias] una profecía que apuntaba al nuevo pueblo de Dios, a la iglesia de los judíos y de los cristianos. Ante Dios, eran todos los hombres, tanto judíos como paganos, como bueyes y asnos, sin razón ni conocimiento. Pero el Niño, en el pesebre, abrió sus ojos de manera que ahora reconocen ya la voz de su dueño, la voz de su Señor.”

Otra aproximación a la presencia de estos animales lo encontramos en el libro del profeta Habacuc (3,3):

“…te darás a conocer en medio de  dos animales…”

Estos pasajes sirvieron a San Francisco de Asís, el primero en representar el nacimiento de Jesús y por tanto padre del Belén, para ordenar que en la cueva de Greccio, lugar de la representación, se colocara un buey y una mula, en palabras del Santo:

“Desearía provocar el recuerdo del niño Jesús con toda la realidad posible, tal como nació en Belén y expresar todas las penas y molestias que tuvo que sufrir en su niñez. Desearía contemplar con mis ojos corporales cómo era aquello de estar recostado en un pesebre y dormir sobre las pajas entre un buey y un asno.”

A pesar de estos testimonios, la presencia del buey y la mula parecen ahondar aún más en la tradición cristiana, así en las galerías del cementerio de San Sebastián en la Via Appia de Roma encontramos en un fresco a un buey y una mula arrodillados ante el pesebre.

Al no contar en los evangelios canónicos con muchos datos sobre el nacimiento y la infancia de Jesús, todo lo relativo a la Natividad está envuelto y revuelto con tradiciones populares y leyendas, como la que atribuye la esterilidad de la mula a un castigo por comerse la paja del pesebre, y me pregunto yo ¿Qué falta cometería el buey para ser castrado?

Fuentes:
http://www.mercaba.org/LITURGIA/Nv/simbolismos.htm
http://www.fratefrancesco.org/esp/navid.ratz.htm


16 comentarios:

Cayetano dijo...

En esta historia, y dicho con todos mis respetos, no solo el buey sino alguien más que no digo, tiene el sexo de adorno.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

No sé, la verdad. ¿Porque era un cornudo? En todo caso, y fuera de toda discusión teológica, te deseo unas Felices Fiestas como tú te mreces, aunque te haya dejado la suerte a dos velas hoy.
Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Aparte razones, hoy no se concibe un belén esos animales.
Muchas felicidades, José Luis, para ti y los tuyos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Pues así es Cayetano, mas de uno en esa escena tenia, supuestamente, el sexo de adorno...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen... por cornudo me refiero al buey, que como todo bóvido tiene cuernos, en el aspecto de la cornamenta no era mi intención entrar en ningún aspecto teológico.

Felices fiestas a ti también.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

DLT... concebirse no se concibe, pero en una época de recortes como en la que estamos si llega un ERE al portal de Belén no se yo que pasaría con estos dos... jejje...

Muchas felicidades para ti también.

◊ Dissortat ◊ dijo...

Pues en algùn sitio he leido sobre reliquias de estos animales. Cómo son los cristianos!

Juan dijo...

La verdad es que todo esto de la navidad es un tinglado quie tiene poco de histórico. Es bueno seguir una tradición histórica como un espectáculo y nada más.
Saludos y no te atragantes de comer calorías. Jejejeje.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dissortat... esto de las reliquias es de lo más subrealista, tenemos desde leche de la virgen, varios prepucios del niño Jesús, suspiros de San José, no se cuantas coronas de espinas, clavos y astillas de la cruz... en fin la fe mueve montañas

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Juan trato de no atragantarme pero no se si lo consigo... mas bien no.

Saludos y felices fiestas...

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Como todo en el viejo y nuevo testamento reviste una gran simbología que va más allá de la simple presencia de los mismos. Interesante entrada.

FELIZ NAVIDAD!

Un abrazo

POLDAYAK dijo...

Lo que hace el no haberme parado nunca pensando qué hacían "ahí" el buey y la mula. Así que después de leerte me ha entrado la curiosidad a raudales. Siempre me sorprendes con tus artículos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Así es majestad parece que el buey y la mula son los integrantes más simbólicos de la representación del belén...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Poldayak... es todo un placer sorprenderte... :)

La Dame Masquée dijo...

Buena pregunta, monsieur. Ha de ser algo inconfesable. O tal vez no, porque a fin de cuentas comerse la paja del pesebre no me parece para tanto!

Espero que esté teniendo unas buenas fiestas, y que las que restan sean aún mejores.

Feliz tarde

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Muchas gracias Dama!!! igualmente

Saludos