jueves, 22 de octubre de 2009

Paddy Pigeon

Conocida es la famosa carrera del ateniense Filípides desde Maratón a Atenas para anunciar la victoria sobre los persas. A semejanza del héroe clásico, nuestro protagonista de hoy formó parte de un batallón de modernos Filípides durante la II Guerra Mundial.

En la II Guerra Mundial, como en todas las guerras, las comunicaciones eran fundamentales. Pero existía el problema de su confidencialidad ya que las transmisiones encriptadas todavía no existían y las ondas de radio eran fácilmente interceptadas.

Para tratar de solventar este problema, la RAF emprendió una selección de personal por las islas Británicas. De esta selección salieron elegidos 30 indivíduos para la difícil labor de llevar mensajes desde el frente a los cuarteles aliados; uno de estos elegidos fue Paddy. Su labor no era sencilla ya que tendrían que vérselas con los Falkens alemanes, especializados en localizar y derribar a los mensajeros de la RAF, los falkens eran mucho más rápidos y estaban mejor armados que sus contrincantes británicos.

El entrenamiento de los Filípides británicos comenzó en la base militar de Ballykinlar, en Irlanda del Norte. Como a toda unidad de élite allí se les sometió a un duro entrenamiento, la prueba final de su preparación consistía en llevarlos en submarino hasta el centro del Mar de Irlanda, donde eran desembarcados y tenían que regresar por sus propios medios hasta su base. Antes de ser enviados al frente pasaron otros tres meses de preparación en otra base del sur de Inglaterra, la de Hampshire.

En Normandía el batallón de Paddy fue asignado junto con las tropas estadounidenses, siendo Paddy el último miembro de su grupo en partir portando las noticias del avance aliado. A pesar de salir el último, fue el primero en recorrer los 515 Km que le separaban de su base de Hampshire, cubriendo la distancia en 4 horas y 50 minutos, sorteando por el camino a los rapidísimos falkens alemanes. Esta hazaña le supuso a Paddy la concesión de la Medalla Dickin.

Tras la guerra Paddy volvió a su pueblo natal de Irlanda del Norte, Carnlough, donde llevó una vida tranquila, muriendo en 1954 a la avanzada edad de 11 años. Su vida sirvió de inspiración para un libro infantil escrito por Gail Seekamp e ilustrado por Sean Aherneen.

Al cumplirse este año el 55 aniversario de su muerte, su pueblo le rindió un merecido homenaje.

Por si alguien no se ha dado cuenta, Paddy fue una de las palomas mensajeras que desembarcaron con los soldados aliados el Día D en Normandía, y los poderosos falkens alemanes eran halcones entrenados para interceptar a dichas palomas.

Fuente: Diario 20Minutos (16/09/09)

13 comentarios:

Xibeliuss dijo...

¡Gran entrada, José Luis! hasta que no he terminado, pensaba que lo de los 11 años era una errata.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Gracias Xibeliuss... me alegro el haberte sorprendido... ;)

Cayetano dijo...

Yo también casi pico con lo de los 11 años. Pensaba: el amigo José Luis quiere decir 110 años, lo cual también parece exagerado...Y resulta que era una paloma. Claro: 500 y pico kilómetros en algo menos de 5 horas sólo podía hacerse volando.
Muy original la entrada.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,

la pista estaba en el apellido que me he inventado, Pigeon es paloma en inglés y falken es halcón en alemán... una licencia literaria, si se le puede llamar así, que me he permitido...

Cayetano dijo...

Habrá pues que estudiar idiomas además del cayetano, digo del castellano.
Yo hablo perfectamente el inglés por señas.
Un saludo.

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, que bonita historia!
Me habia hecho creer todo el tiempo que estaba hablando de una persona. Resulta conmovedor descubrir que el heroe era esta vez una paloma.
Bellisima entrada, y ademas creo que muy desconocida, al menos para mi.

Feliz dia, monsieur

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Gracia Dama... tenía guardada esta historia... hace como un mes que salió en varios periódicos y medios...

Sila dijo...

Muy curioso, jejeje. A mí también me has liado hasta que acabé el artículo, aunque ya me olía sobre lo que podía ser.

carmencmbejar dijo...

Una entrada basada en el despiste y en la sorpresa final, jeje. Así que doblemente interesante. Imagino a los alemanes con sus halcones perseguidores (un ave que les sentaría de maravilla, aunque creo que les hubiesen pegado más los buitres)

Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Sila... engañarte a ti es más difícil ya que eres el experto en la IIGM ;)

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen... en mundo nazi anda muy plagado de rapaces... demasiadas diría yo.

Cris dijo...

Linda historia con un remate develador inesperado. Me gustó mucho, una forma amena de contar los hechos históricos.
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cris... muchas gracias por tu comentario... los cuales espero seguir contando con ellos.