jueves, 1 de octubre de 2009

El libro de Kells (I). Descripción

La entrada va dedicada a una joya que tuve el placer de contemplar en 2006 en Dublín. El Libro de Kells está exhibido en la Biblioteca del Trinity College, lugar donde además podréis admirar, la original y famosísima lira que Irlanda (y la Guinness) luce en su escudo.

Así que con la Wiki como guía, vamos al quid de la cuestión.

El Libro de Kells o Leabhar Cheanannais, en gaélico, es un manuscrito ilustrado realizado por monjes celtas hacia el año 800. Se trata de uno de los más suntuosos iluminados que han sobrevivido a la Edad Media. Escrito en latín, el Libro de Kells contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento, apareciendo de forma íntegra los de Mateo, Marcos y Lucas y el de Juan solo hasta el versículo 17:13.

El libro está redactado en mayúsculas, excepto algunas minúsculas, mayoritariamente las c o las s. Se ha identificado como mínimos a tres amanuenses como autores de la obra y han sido distinguidos con los, poco imaginativos, nombres de Mano A, Mano B y Mano C.
  • Mano A, utiliza tinta de color marrón, habitual en Europa, y escribe entre dieciocho y diecinueve líneas por página.
  • Mano B, tiene más tendencia a utilizar letras minúsculas, prefiere una tinta roja, malva o negra y escribe un número variable de líneas por página.
  • Mano C, tiene más tendencia a utilizar más minúsculas que Mano A y usa la misma tinta marrón y escribe casi siempre diecisiete líneas por página.
El libro consta actualmente de 340 hojas en pergamino, fabricado con piel de 200 terneros, estimándose que se han perdido unas 30 páginas, tiene 33 cm de largo por 25 cm de ancho.


Como buen iluminado, la decoración es su seña de identidad y en su realización no se escatimó en recursos, importándose los pigmentos necesarios de todos los rincones de Europa. Destacan también las letras capitulares y los monogramas, algunos de los cuales llegan a ocupar una página entera como el de Cristo, abreviado con las iniciales griegas Xi y Ro, con el que da comienzo al Evangelio de Mateo.

Como toda obra realizada por la mano del hombre, el libro de Kells no se libra de algunos errores, como añadir un antepasado de más a la genealogía de Jesús en el Evangelio de Lucas, o como en Mateo 10:34, que pone "... no he venido a traer la paz, sino la alegría..." cuando debería poner "... no he venido a traer la paz, sino la espada..." posiblemente una distracción del copista que confundió la palabra latina gladium (espada) con gaudium (alegría).

Esto es en muy grandes rasgos la descripción del libro, su historia merecerá otra entrada.


Foto1: Trinity College
Foto2: Monograma de Cristo


Fuentes:
Wikipedia

Diario 20Minutos 08/06/07

12 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Pues la verdad, ciertamente, no sabes la envidia que me das de haber podido contemplar en primera persona esta maravilla de códice, un auténtico hito entre los iluminados. La entrada es completa, hay datos como los de las 3 manos que desconocía, Chapeau. Y aprovecho para felicitarte por tu libro del Primer Año de: "Viajes por la Historia", en cuanto tenga un rato, prometo zambullirme en él.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Hola Duncan,

Merece la pena visitarlo, eso si, aconsejo que se haga en un día laborable, ya que la vitrina en cuestión es algo pequeña y si hay mucha gente no puede contemplarse con mucha calma.

En cuanto al libro, espero q te guste... aunque he de reconocer que las primeras entradas no están todo lo bien que yo quisiera... pero como todo en esta vida hay que ir aprendiendo poco a poco...

Xibeliuss dijo...

Yo estuve en el Trinity... pero no llegué a entrar! Maldita sea, no fue posible y qué bellezas, como ésta, me he perdido.
En fin, para un próximo viaje.
Un saludo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Xibeliuss, ya tienes una escusa para volver...

La Dame Masquée dijo...

Lo de confundir la espada con la alegria es bastante normal, por el latin. Pero la verdad que añadir un antepasado mas parece mas bien una travesura. Lo normal sería comerse uno, pero añadirlo de su cosecha?

Feliz dia, monsieur

Bisous

Cayetano dijo...

Entre la "alegría" y la "espada", mejor nos quedamos con la primera.
Vaya joya de amanuenses nos tres por aquí. Estos monjes- artistas eran un auténtico lujo para su tiempo. Luego llegó la imprenta y se jorobó el invento.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Dama, no lo había visto desde ese punto de vista... es raro si...

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Cayetano,
la producción en serie, se abarataron costes y se perdió calidad pero se ganó en difusión yo creo que puesto en una balanza se salió ganando...

Pero hay que ver que filigranas hacían, y como se lo curraban, claro que hacer un códice así era una labor de años

Juan dijo...

Bien bien esta entrada, me acuerdo del verano de 1999, o sea hace 10 años, cuando desembarqué en Ireland. Claro que visité ese maraviloso College. Pero también me acuerdo de la Guinees y de la Murphis, y del Jameson y de las gigas bailadas por bellas señoritas célticas.
Saludos José Luis.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Veo que no solo de iluminados vive Juán... si la verdad es que aparte de museos y catedrales en Irlanda no hay que dejar de visitar sus templos ... su Temple Bar y similares quiero decir ;)

carmencmbejar dijo...

Muy curioso el códice, buena muestra del arte de la iluminación medieval. Y una joya, sin duda alguna, que merece un cuidado minucioso (imagino que lo restaurarán de vez en cuando).

Si yo fuese vaca, ¿estaría orgullosa de que la piel de mi especie fuese la base sobre la que se creó esta maravilla?

Un beso y buen fin de semana

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Carmen,

La segunda parte te va a ser muy reveladora sobre los cuidados que ha tenido este libro...

en cuanto a si fuese vaca pienso como tu, siempre y cuando estemos hablando de la piel de otra vaca no de la propia ;)